“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

viernes, 31 de octubre de 2014

Que bailen entre ellas




Como dijo Jerónimo del Rey, decimos nosotros con él a esas señoritas del despecho radial y sabioletas de interné, siempre tan adustas, tan oskas, tan serianis:

“-¡Adelante pues con los faroles, y arda troya si tiene que arder! Y desencadénense las ocultas potencias de la suspicacia, la maledicencia, la crítica y la razón, que una vez que veamos el opúsculo encuadernadito y amontonado en la “distribuidora” responderemos con la conciencia tranquila y la serenidad de una estatua a esas gentiles invitantes y a todas las otras que se presenten: “Gracias, señoritas; yo no bailo”.
Bailarán entre ellas. ¡Que bailen!”


¡Y que Viva Cristo Rey!

La Biblia salva. Sino que lo diga Rebollo


Se salvó de milagro: la Biblia en su bolsillo amortiguó la bala



De acá. 

El policía Felipe Rebollo se encontraba caminando la noche del martes cerca del barrio Belgrano, en la localidad chaqueña de Machagai, cuando desde un auto que aminoró su marcha dos personas comenzaron a llamarlo por su nombre. Al acercarse el uniformado, uno de los hombres sacó un arma y efectuó dos disparos.

Una de las balas no impactó en el policía, en tanto que la segunda, directo a su pecho, se estrelló contra una biblia que llevaba en el bolsillo de su camisa. Tras ello, Rebollo contestó la agresión, por lo que se produjo un intercambio de disparos que finalizó cuando el vehículo emprendió la fuga.

Tras el pedido de ayuda, el uniformado fue llevado al Hospital 4 de Junio, de Presidencia Roque Sáenz Peña, donde se constató que la pequeña biblia había amortiguado la bala, que dejó su rastro en el centro de las hojas. Sólo presentaba lesiones leves en el costado izquierdo de su pecho, a causa del impacto, y luego fue dado de alta.

Los atacantes, por su parte, aún permanecían prófugos, y a pesar de inferirse que conocían a Rebollo, no habían podido ser identificados, mientras que tampoco se habían logrado establecer las motivaciones del atentado contra la vida del policía, aunque las sospechas apuntan a un asunto personal o relacionado con la actividad como agente de seguridad.


En el cine ya había pasado
(Película inglesa “Los 39 escalones”)




Formas de vida

Juan Manuel de Prada

Chesterton avisaba a sus lectores contra quienes les metían miedo con las calamidades que acarrearía un hipotético triunfo del comunismo, a la vez que introducían de matute esas mismas calamidades mediante el consumado triunfo del capitalismo. Un siglo más tarde, esas calamidades han destruido por completo nuestras sociedades; pero todavía hay quienes siguen agitando grotescamente el espantajo del comunismo (que en estos momentos luce coleta y es guapito de cara), anunciándonos que viene a abolir la religión, destruir la familia y arrebatar la propiedad.

Pero lo cierto es que el comunismo no podrá hacernos estas fechorías, por la sencilla razón de que ya nos las hizo el capitalismo: ha sido, en efecto, el capitalismo el que vació las iglesias y llenó los centros comerciales; ha sido el capitalismo el que mandó a los viejos a residencias para que no dieran la murga en casa; ha sido el capitalismo el que enfrentó a las generaciones, destruyendo el respeto reverencial que los hijos deben a los padres; ha sido el capitalismo el que instigó la competencia entre los sexos, convirtiendo los hogares en campos de Agramante; ha sido el capitalismo el que obligó a nuestros ancestros a abandonar la tierra donde habían erigido su morada (que el capitalismo se encargó después de convertir en campo de golf o urbanización de adosados) y los enviaron a un suburbio fabril a mil leguas de distancia (para que finalmente, después de malvivir durante décadas en un piso angosto, sus nietos pudieran comprarse un adosado en la urbanización que el capitalismo construyó sobre la tierra que sus abuelos tuvieron que abandonar). No dudo que el comunismo, si hubiese tenido ocasión, habría hecho lo mismo; pero lo cierto es que lo hizo el capitalismo. Los profetas y profetisas también nos dicen, jeremiacos, que el comunismo quiere destruir nuestra 'forma de vida'.

Supongo que se refieren al way of life que nos impuso el capitalismo internacional, arrasando todas nuestras tradiciones y nuestra lúcida manera de entender el paso por este valle de lágrimas, con los pies afianzados en la tierra y la vista clavada en el cielo. Esa 'forma de vida' consiste en vestir como si fuéramos mendigos yanquis, con vaqueros rotos que nos permiten mostrar gallardamente la raja del culo cuando nos agachamos (y lucir ufanamente en verano chanclas y bermudas); esa 'forma de vida' consiste en trabajar como empleados en una oficina donde se nos obliga a comportarnos como chacales con nuestros compañeros y como gusanos con nuestro jefe; esa 'forma de vida' consiste en comer un sándwich al mediodía (para no abandonar el puesto de trabajo, logrando así que nuestro jefe nos dispense una palmadita cariñosa, como si fuésemos caniches) y una pizza recalentada en el microondas por la noche (porque ya no sabemos cocinar, aunque a veces el recuerdo de los platos que nos cocinaba nuestra abuela nos haga llorar de rabia); esa 'forma de vida' consiste en desahogarnos al modo pauloviano retuiteando exabruptos, trolleando en foros donde se permite el anonimato y haciéndonos gayolas ante el ordenador, gracias al suministro de porno que nos garantiza el 'mundo libre'; esa 'forma de vida' consiste en divorciarnos, amancebarnos y volvernos a divorciar (cuidando de no tener muchos hijos por el camino, porque nuestros sueldos mil veces recortados por la crisis solo nos permiten alguna escapadita low cost con nuestra 'pareja'); esa 'forma de vida' consiste en amuermarnos todas las noches delante del televisor, viendo programas cochambrosos en los que se nos habla de coitos (a ser posible por retambufa), o tertulietas más cochambrosas todavía, donde nos alertan de los peligros del comunismo.


Esa 'forma de vida' amenazada por el comunismo consiste, en fin, en acatar rutinas trazadas por otros para la abolición de nuestra maltrecha humanidad, en aceptar modas creadas por otros para el saqueo de nuestros bolsillos, en amar de forma compulsiva y pasajera, en repetir como loritos las palabras gastadas y perogrullescas que escuchamos en las tertulietas (haciéndonos la patética ilusión de que son brillantes ideas de cosecha propia), en realizar las funciones pasivas que nos asignan y disfrutar de los placeres vicarios que nos conceden. Y esa 'forma de vida' uniformizada, animalizada, impersonal y monótona, querido lector, es precisamente la forma de vida comunista; solo que esa 'forma de vida' tan abyecta, clausurada a Dios, huérfana de amores duraderos, aliviada tan solo por desahogos sórdidos y solitarios, no nos la trajo el comunismo, sino el capitalismo, a cuyo cadáver quieren que nos atemos a toda costa, no sea que vengan los comunistas a jodernos una 'forma de vida' tan molona.

De acá.

USA









Castañeda y Castellani




"Rivadavia encadena al Padre Castañeda en Kaquelhuincul, y al dictarse la ley del olvido, se olvida del clérigo. Cavia, Varela, Agüero, a coro lo denostaron por sus presuntas locuras. Piccirilli, el mayor panegirista de don Bernardino, pondera a Castañeda y lo exime de las acusaciones de enajenado. En todo caso, el sacerdote anticipa, en el siglo XIX, lo que en el XX significó Leonardo Castellani, otro cura que expresaba con crudeza y fina ironía su sentimiento patriótico. ..."

De acá.

¡Cuidado!


Radio La Despechada anda enojada


miércoles, 29 de octubre de 2014

Fearless


Mons. Fellay: "No tengáis miedo"



No atacaré a los herejes modernistas que ocupan hoy Roma. Sólo golpearé un poquito a sedevacantistas y resistentes sedicentes…

Mons. Fellay: “No tengáis miedo”





No hablaré durante siete horas seguidas


Cuentos perdidos por ahí


DOS CONSULTAS EN LA CALLE
Juan Carlos Moreno






Una larga ovación resonó en la sala del teatro cuando el padre Eudosio dio término a su confe­rencia y se retiró recatadamente del escenario. Di­versas reacciones habían producido, empero, sus palabras entre el nutridísimo auditorio que había acudido, atraído por su fama. Los ojos de algunos brillaban por el entusiasmo; los de otros, en cam­bio, parecían extrañados o tal vez contrariados. El buen observador hubiera podido advertir que las exclamaciones casi frenéticas habían partido de los sectores juveniles; mientras que los aplausos débiles, como obligados, provenían de algunos palcos y plateas delanteras, ocupados por gente madu­ra y aburguesada, como si ésta no estuviera satis­fecha de las conclusiones a que había arribado el conferenciante.
Era éste, seguramente, el más discutido discurso pronunciado por el padre Eudosio en un gran local céntrico, a donde había sido invitado a hablar por un instituto de caridad, que destinaba el producto de las entradas al sostén de sus obras. El tema había versado acerca de la interpretación genuina del Evangelio frente al mundo moderno, que el orador había encarado en forma sorprendente.
La enorme concurrencia fue abandonando lentamente el teatro en medio de los más contradictorios comentarios. Muchos permanecieron en el vestíbulo con ánimo de aguardar al padre Eudosio para felicitarlo; pero se vieron defraudados, porque el benedictino, por huir de las demostraciones, había salido por una puertecita lateral. Saludó a los que allí estaban y tomó en seguida la vereda bullente, acompañado, a pesar de todo, por jóvenes que llevaban en la solapa el distintivo de la Acción Católica.
-Padre Eudosio — díjole uno de los jóvenes:— aquí tengo mi coche y se lo ofrezco para llevarlo.

La Neo-FSSPX


No reacciona


¡Cuidado!


La Radio ataca



Aforismos de Marianillo de Birlibirloque (Leonardo Castellani)



No me gustan los santos sin poder de ironía. Quizá todos los santos han sido ironistas, ocultos muchos dellos.


Los jóvenes y las mujeres no están hechos para la política.


La democracia trae la demagogia y la demagogia trae el dictador. Y a éste le ponen nombres que significan lo contrario: libertad, igualdad, gobierno del pueblo.


La democracia no fue barrida por Petain, Maurras y Brassilach; menos va a ser barrida por nosotros. Aquí sólo puede barrerla Jesucristo.


Esta Orden en su primera parte fue algo grandioso. Ahora yo he estado 30 años, conozco 7 “Provincias” della y he hallado muchos hombres honrados, cultos y bondadosos; pero santos ninguno.


El periodismo es una de las calamidades irremediables desta época.



Homenaje


A los que a veces tienen que hacer de periodistas, a los que luchan por la verdad en la blogósfera, los de la Resistencia Católica, todos ellos limpiachimeneas que ingratamente deben ensuciarse en tan rudo combate mediático contra los enemigos de Cristo y la verdad, en muchos casos enemigos disfrazados de cristianos.

El beso de Lutero


Luteranos con Francisco: juntos contra la Iglesia Católica



El efecto Francisco





"Viví y dejá vivir"




Paródico



“Lo paródico es la imitación de lo serio: cuanto más parecido a lo serio sin serlo, es más eficaz en el arte de la comedia (…) El remedio de lo paródico es lo auténtico”.

P. Leonardo Castellani


sábado, 25 de octubre de 2014

La guerra y la paz



Nada nuevo bajo el sol (contra Mons. Williamson)












Fiesta de Cristo Rey...el último Sábado de Octubre


Y…el rabí es rabí.


Super-Papolatría



Cartelera cinematográfica


Ayer fue un gran éxito



Hoy también

FRANCIS’ ANGELS



No todo está perdido


Polémica en Londres: echaron a una pareja gay de un colectivo por besarse


De acá.


"Es mi autobús, son mis reglas, y yo no quiero ver eso; es repugnante", les dijo el conductor del medio de transporte público, según contó la víctima

Días después de una protesta contra un acto de discriminación a una pareja gay en un espacio público en Londres, un joven denunció otro hecho de similares características, pero con una fuerte violencia verbal, en un colectivo.

Jack James, 23 años, denunció que el conductor de un colectivo 89 donde viajaba con su novio, cerca de Blackheath, al sudeste de Londres, los obligó a bajarse del vehículo, en medio de una ola de insultos.

"Estábamos charlando cuando mi pareja me dio un beso en los labios. El conductor del autobús gritó: «Hey, ustedes dos, no hagan eso en mi puto autobús o se pueden bajar, no quiero ver eso»", contó James al diario Evening Standard.

El joven agregó que la pareja pensó que no les estaba hablando a ellos, pero, antes de bajarse, se quiso sacar la duda. "Cuando el autobús se detuvo en nuestra parada me acerqué al conductor y cortésmente le pregunté al conductor si nos estaba hablando a nosotros. Su respuesta fue: «Sí, es mi autobús, son mis reglas, y yo no quiero ver eso. Es repugnante. Bájense del autobús»", relató James.

El hecho habría ocurrido el pasado 8 de agosto, alrededor de las 22.30.

"Una vez que nos bajamos del autobús nos seguía echando humo y yo estaba temblando. El colectivo se detuvo otra vez y él gritó y nos dijo que no eran hombres de verdad y que deberíamos irnos a la mierda", terminó su relato el joven.

Ante el revuelo que generó las declaraciones de James, Ken Davidson, jefe de operaciones de Transport for Londres (TFL), un organismo del gobierno de la capital británica, dijo: "Todos los clientes tienen derecho a utilizar nuestros servicios sin temor a ser abusado y comportamiento ofensivo es completamente inaceptable".

"Queremos asegurarle al señor James que este asunto se está tomando muy en serio y que una investigación a fondo se está llevado a cabo por [la compañía de colectivos] Go-Ahead", agregó.
TFL, de hecho, ya comenzó su propia investigación, para la que analizarán los videos de seguridad, pero fuentes aseguran que ya identificaron al conductor.

El 15 de octubre, cientos de personas participaron en una campaña de "besos consentidos" en la tienda de Sainsbury en Brighton, en protesta por el maltrato que recibieron dos mujeres que fueron amenazadas con la expulsión de la tienda por besarse unos días antes.





En England quedan héroes.

El país de Francisco

La Argentina otorgó refugio a un joven gay que escapó de Rusia por discriminación


La Comisión Nacional para los Refugiados dio al hombre de 28 años el estatus de refugiado debido a la "violencia y el hostigamiento" que sufrió en su país y "la grave situación que enfrenta el colectivo LGBT" allí. De acá


¡Vámonos a Rusia!


Francisco y Clarín difunden "Valores"






Un país envilecido


Francisco en medio de pelea entre judíos




Parece ser que en el país de Francisco es donde menos se lo respeta. ¡Por supuesto! Si él no empieza por respetarse a sí mismo y al Papado que (se supone) representa, entonces ¿qué puede esperarse? Si se ha colocado una nariz de payaso y hecho payasadas, si ha sido condescendiente con el pecado, ¿qué respuesta puede esperar? Si hasta su mismo sobrino lo llamó "pendejo", ¿cómo no iba a salir ahora un “pasquín de cuarta”, un engendro del demonio disfrazado de “humor” que dirige una judía, a atacarlo de manera salvaje? Porque, atención, estos imbéciles que se amparan en las libertades de perdición que ninguno de los papas conciliares condenara, estos degenerados no atacan a Francisco sino que atacan al Papado, estuviere allí quien estuviere. ¿Qué también han hecho groseras bromas sobre el “holocausto" y demás? Por supuesto, porque no hay nada sagrado para esta gente sino sólo esto: la libertad de expresión. Pero en esos extremos en los que ha caído han llegado hasta un punto en que los mismos que aplauden el sistema que los ampara, decidieron colocarle alguna “coacción”, porque todo puede tocarse, pero ya al meterse con Francisco, el hombre al que los medios judeo-masónicos deben defender a rajatabla, allí no hay ni debe haber excepciones. No lo debe haber porque Francisco es "su" hombre. Y aquí el que sale en defensa de Francisco, otro judío de la prensa mundana, no sale a defender el Papado ni a la Iglesia, sino que sale a defender al papa-rabino que ama la Sinagoga de Satanás. Unos se divierten y ayudan a destruir el Papado y toda noción de orden o superioridad con parodias degeneradas y sin límites, los otros ayudan a destruirlo “respetuosamente”, y de paso buscan “honorabilizar” el pecado nefando. Estos últimos son más inteligentes, los otros son más obtusos y primitivos. Ambos son judíos mundanos que desprecian la verdad. Feinmann seguramente ha salido en nombre del establishment a defender al Papa al que todos los medios judeo-masónicos deben exaltar, enaltecer y elevar a los altares, y por eso no pueden permitir en esa estrategia que alguien se salga del libreto para atacarlo vilmente y sobre todo ridiculizarlo como ha hecho de manera brutal el pasquín “Barcelona”. Lo curioso de todo esto es que los que han salido a defender furiosamente a Francisco son las organizaciones y prensa judías, y en cambio los jerarcas de la Iglesia han permanecido callados o no han tomado las medidas necesarias para condenar a los autores de esta bárbara revista degenerada, ¿tal vez porque por ellos hablan los primeros? ¿O porque Francisco ha dicho “quién soy yo para juzgar”?
Fuera de esto, ha estado muy bien el tratamiento de choque dado por el periodista Feinmann a la periodista Beck porque allí uno puede ver que no les gusta que les den de su misma medicina, y los que se permiten agredir a los demás, reaccionan cuando son ellos los agredidos. El problema es que el tal Feinmann que tan indignado se manifestaba, en otras oportunidades hizo el ridículo promocionando a un sodomita que actúa disfrazado de prostituta o travesti y se hace llamar “Estelita”, alguien que ha sido catequista católico (sic) y que incluso llegó a conocer personalmente al Cardenal Bergoglio. Es decir que, a su tiempo, todos rinden pleitesía a la degradación moderna que a todos los cobija.




Ridiculizada la imbécil, el debate posterior finalmente no condujo a ninguna parte porque el principio de la libertad de prensa y expresión y sus límites no está sometido a la verdad, y quienes discuten son parte del mismísimo problema. Son todos super tolerantísimos, toleran todas las degeneraciones, todas las mentiras, todos los errores, pero la crítica o agresión a su Francisco, eso no porque Francisco es “sagrado” como el Holocausto o el Corán. ¿Y la verdad? Bien gracias. Si hubieran hecho lo mismo con Jesucristo o con la Sma. Virgen como vemos todos los días que se hace con obras de “arte” blasfemas, ¿habrían reaccionado? Desde luego que no. Nunca lo hacen.

Esta es la Caja de Pandora que ha abierto Francisco en Argentina y que su colaborador el rarito “Tucho” quiere que se abra en la Iglesia para todo el mundo, de la cual saldrán todo tipo de monstruosidades engendradas por el odio satánico a la verdad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...