“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

martes, 7 de junio de 2016

Sigamos el buen combate de la fe



La controversia


“Otro testimonio convergente con el del gaucho Hudson podrían ser las palabras de fray Agustín Gemelli, rector de la Universidad Católica de Milán, a un grupo de estu­diantes y profesores españoles (El Debate, 1931). La verdadera apologética—dijo más o menos el sabio fran­ciscano—, o es la genuina ciencia sagrada, o es alguna de las ciencias profanas cultivada a fondo, que siendo mucha ciencia siempre llega a Dios, según la profunda palabra del canciller Bacón. La otra apologética, yo no creo mucho en ella, dijo Gemelli.
Y es que en la primera literatura cristiana, los apolo­géticos de Tertuliano, Lactancio y Orígenes eran verda­deras defensas, como lo pide la etimología (opologuéomai), contra adversarios verdaderos, a los cuales se re­batía a veces verdemente, al mismo tiempo que se les proporcionaba noción somera, maguer fuese aproximada o metafórica, de los misterios cristianos por ellos mal en­tendidos. Esta suerte de apologética genuina y primitiva ha sido practicada en nuestros días durante casi todo el curso de su larga y fecunda vida por el magno periodista que fue G. K. Chesterton, por ejemplo, controversista genial, humoroso y amable, que se dio el quehacer de enseñar a sus paisanos el catecismo patas arriba, el ca­tecismo en negativo, es decir, a través de las gansadas suavemente jocosas que él atrapaba alegremente en los que no saben el catecismo… “What they don’t know”, como él decía. Esta es una de las dos grandes apologé­ticas genuinas que existen: la polémica acerada, cortés y mortal como un duelo, con adversarios existentes de igual categoría al apologeta. Su género es controversia. Llamémosla apologética aplicada o artística”.

Padre Castellani, “Sobre buena y mala apologética”, “Nueva crítica literaria”.
  

¡Cómo cuesta...!



¡Cómo cuesta llegar al acuerdo!



Romance de barrio



El pañuelito blanco
que te ofrecí,
bordado con mi pelo,
fue para ti;
lo has despreciado
y en llanto empapado
lo tengo ante mí.

Lejos cantaba un ave,
mi dulce bien,
cuando me abandonaste
no sé por quién,
y hasta el pañuelo
rodó por el suelo
de ver tu desdén.

Con este pañuelo sufrió el corazón,
con este pañuelo perdí una ilusión,
con este pañuelo llegó el día cruel
que tú me dejaste gimiendo con él.
el fiel pañuelito conmigo sufrió,
el fiel pañuelito conmigo quedó,
el fiel pañuelito conmigo ha de ir
el día que acabe mi lento sufrir.

Este pañuelito fue
compañero de dolor;
cuántas veces lo besé
por aquel perdido amor.
Bordado en él tu nombre está
y lo llevo siempre aquí
cuánta pena que me da
recordándome de ti.

La tarde estaba triste
cuando te vi
y cuando de tu boca
temblando oí
que no me amabas
y que te alejabas
por siempre de mí.

El noble pañuelito
en mi penar
ha sido confidente
de mi pesar
y acaso impida
que nunca en la vida
te pueda olvidar.



Otra vez ese número…y van…




Ya dimos cuenta en varias oportunidades (última vez, acá) de cómo los mass media suelen incluir, como número “mágico”, lo que en realidad es un número cabalístico talmúdico, en cada oportunidad que se les presente. Acaban de volver a hacerlo para decir que “más de 600 actores participaron de la ceremonia” de inauguración del túnel de San Gottrardo. Como se sabe, se trató de una horrorosa ceremonia satánica (ver acá) . Ahora bien, más de 600, ¿es 601, 650, 699, o qué? Tal generalización es usada una y otra vez, pues parece que nunca son “más de 400”, “más de 500” o “más de 700”. Para colmo, en esta misma semana la FSSPX de USA anunciaba que la congregación había llegado a la cifra redonda de “600 sacerdotes”. Aunque en realidad son 588, pues acaban de salirse dos: uno hacia la resistencia y el otro hacia la iglesia conciliar. Tendrán que hacer nuevos números.



BBCnews.

"El mal menor" II



Máximo



Revista “Cabildo” N° 117, Mayo-Junio 2016.

Feministas y ridiculas




Bajo la mascarada de la protección a las mujeres víctimas de crímenes “machistas”, se realizó recientemente en Buenos Aires una nueva edición de la marcha llamada “NI UNA MENOS”, con el auspicio y la difusión de los medios masivos de comunicación, además de los politiqueros democacaráticos y los jerarcas eclesiales de turno. Pantalla para promover y al fin llegar a aprobar la ley del aborto “legal y seguro”. Puede leerse una valiosa carta sobre este asunto en este blog.

Lo cierto es que estas exaltadas y posesas feministas que arrastran a algunas personas incautas, pero a muchas resentidas como buenas hijas del liberalismo derechohumanista, no dejan de mostrar su imbecilidad y su ridiculez (la foto habla por sí sola) muy difíciles de curar, sino imposible a estas alturas. Esto lo arregla Dios de un golpe subitáneo, o no lo arregla nadie.


sábado, 4 de junio de 2016

Ora y vigila


No escuchó nunca hablar de la “ternura” francisquista
 ni las "bondades" de la inmigración musulmana.

Apostolado Falsísimo


El fariseísmo vierte su mortal veneno con píos y devotos disfraces.
Acá se los quitamos.


Así hay que llamar a cierto ruinoso y humildísimo blog que con aires devotos se dedica con porfía a la calumnia, buscando disimular su menguado carácter (hay fariseísmo de primer y de segundo grado) mediante disparos de utilería o bombas de estruendo que quieren restallar “triunfalmente” pero que no hacen sino demostrar con ejemplar torpeza la clase de frutos venenosos que se cosechan en el campo de cardos de una nueva secta religiosa. Tal caracterización se extiende a otros blogs extraviados que seguramente comenzaron en su día con ardor apostólico y buen celo, mas luego, llenos de confianza en sí mismos y faltos de buenos conocimientos, fueron arrastrados por un conveniente y cómodo personalismo, desviándose no sólo de la verdad, sino de la caridad: por naturaleza la mentira, si quiere subsistir, debe atropellar al prójimo que la pone en entredicho.

Ahora se divulga desde allí, sorbiendo en una fuente tan tóxica como la zanja de El Paso, lo siguiente: “Mons. Williamson administró confirmaciones en una capilla feneísta – 25 mayo 2016”. Según afirma el libelo español, “Mons. Williamson visitó la Capilla Virgen del Pilar en Louisville, KY, el miércoles 25 de mayo para administrar el sacramento de la Confirmación y para celebrar la Santa Misa. Un agradecimiento especial también al P. Zendejas por su ayuda en la coordinación de las ceremonias. Padre Gavin Bitzer es el párroco de Nuestra Señora del Pilar Capilla en Louisville, KY. el Padre Bitzer mantiene la posición errónea Feneísta que niega el bautismo de sangre y deseo, y esto es una herejía.”

Hasta acá, una dura acusación. Pero ¿qué pruebas aporta el blog apostólicocardocístico para decir que el Padre Bitzer es feneísta y la suya es una capilla feneísta? Ninguna. Repetimos: ninguna. Basta con que lo digan y listo. El Padre Bitzer es feneísta porque ellos lo dicen. Punto. ¿Qué pruebas aportan el resto de impresentables blogs que reproducen a grandes titulares la “noticia”? Ninguna. Basta con que los pfeifferistas –ahora aliados de los cardocistas- lo digan y se acabó. Publíquese triunfalmente, tradúzcase y divúlguese. Si es o no verdad, es lo de menos…

Pues bien, si uno investiga un poco, de lo que se anoticia es de que los que afirman tal cosa, pero a la vez lo niegan, son los mismos feneístas. Así, los de la secta de Feeney le dedican en su sitio web un largo artículo denigratorio al P. Bitzer, donde dicen que éste sostiene esa posición…pero que no la sostiene. De lo que se infiere que pudo tener esa opinión pero no es consecuente con la misma, pues no la enseña ni hay testimonios de que la haya enseñado jamás. Uno puede revisar el sitio web de su capilla y no encuentra nada de nada de esto que dicen que profesa. De hecho los feneístas lo atacan debido al parecer a que el Padre Bitzer le dijo a una fiel que se alejara de los Dimond porque enseñaban herejías. Los Dimond lo odian como odian a los discípulos de Mons. Lefebvre. Dicen que el Padre no se adhiere a la doctrina feneista y que distribuye literatura en contra de esta. Que se adhiere a las enseñanzas de la FSSPX sobre los papas, por lo que el Padre es un hereje, blasfemo y demás calificativos nada amables que a esta gente le gusta proferir contra los que no piensan como ellos. El hecho de ser furiosamente atacado por los feneístas demuestra que el P. Bitzer no es uno de ellos. ¿Entonces de dónde sacan que la suya es “una capilla feneísta”? Es simplemente el odio contra Mons. Williamson y la Resistencia el que hace surgir estas maliciosas calumnias. Además, necesitan distraer la atención porque cada vez son mayores los escándalos del “seminario” de Pfeiffer.

El juicio temerario se da cuando se cree firmemente sin suficiente motivo o fundamento, sobre el pecado o las malas intenciones del prójimo. Acá van todavía más allá, acusando de herejes a un obispo y a un sacerdote. Y también a los cientos de fieles que concurren a esas misas. No es la primera vez que calumnian sin posterior rectificación, pese a las pruebas en contrario.

Lo que se dice, ese es un Apostolado no solamente Falsísimo, sino, además, Satánico.

Dios quiera que esta gente se aparte del mal camino que ha emprendido. Pero mucho lo dudamos en tanto y en cuanto sus cabezas o líderes estén bajo el influjo de la peor de las pasiones, que es el orgullo o amor a sí mismo.

  

Espacio publicitario


Aprenda a conducir en

ACADEMIA DE CONDUCTORES
MENZINGEN





Espacio publicitario






Cartelera teatral



Vuelve el gran éxito de Broadway,
ahora en la calle Corrientes 



Con elenco renovado y nuevas escenas.
Los implacables dejan de lado sus diferencias y se unen para acabar con el más grande enemigo público después de Hitler.

Véala en el Teatro Premier Sofovich
(descuentos para la cole)


"Mal menor"




Esta nauseabunda, repugnante, pestífera tarjeta postal era repartida por agentes o empleados del gobierno de la ciudad de Buenos Aires (en manos macristas) en la reciente Feria Internacional del Libro de Bs. As.

Ah, hubo nacionalistas, lefebvristas y católicos varios que votaron a Macri (es decir, al gobierno que reparte esas cosas) con el argumento de que “es un mal menor”. En realidad se cambió la cumbia villera por el reggaetón, el olor a patas por el perfume de shopping, el populismo grasiento por el chetaje de San Isidro, Maduro por Obama, Tinelli por Tinelli. Por encima de esto y según informes se habría dirimido una interna israelí: el Likud contra el Partido Laborista (halcones vs. Palomas). Ganaron los primeros. Perdió la Argentina. ¿Y Francisco? Quedó descolocado porque apuntaba al otro sector sionista.

¿Cómo sorprenderse del actual estado de la Iglesia en Argentina, del Gobierno, de la Neo-Fraternidad y todo lo demás, si se participa del circo electoral y encima para elegir a semejante gobierno, un plantel de CEOs que cumplirán a rajatabla las ordenanzas plutocráticas del Nuevo orden Mundial? ¿Es que hay mal menor en Sodoma?

Gracias a Dios, todavía hay quienes resisten la barbarie, tenga el color que tenga y llámese como se llame. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...